6 nov. 2014

Taylor Swift y Spotify

Desde el principio me sorprendió como Spotify, la célebre plataforma de música por streaming, se hizo con un catálogo tan enorme. Yo siempre había pensado que la tecnología, a la larga, facilitaría las cosas para los artistas. Y sin embargo, es obvio que no es así. El dinero que Soptify paga a un artista de esos que venden por debajo del millón de copias (es decir, la inmensa mayoría) a cambio de disponer de su catálogo, es irrisorio. En este artículo de Rolling Stone se dan datos concretos:
"En julio de 2010 tuvimos 24.214 escuchas en Spotify (..) y recibimos en total 35 euros." Fernando Delgado, responsable del sello 2Fer Rcords   
Ese mismo artículo explica diáfanamente que criterios usa Spotify para determinar que cantidad debe pagar a cada artista. Básicamente, la cantidad se calcula a partir de tres factores:
  1. El número de reproducciones de una canción concreta
  2. Los ingresos por publicidad de Spotify
  3. El número de usuarios Premium
No tengo los porcentajes exactos sobre el peso de cada factor, pero no cuesta mucho imaginarse que los dos últimos son los que más importancia tienen. Es decir, que si Spotify no ingresa dinero por publicidad o tiene un bache en número de usuarios premium, o no te paga, o te paga muy poco. De esta manera Spotify nunca pierde. Es un negocio seguro para Spotify, y nefasto para los artistas o autores.

Logo de Spotify

Ante esta realidad, cabe preguntarse... ¿cómo es posible que casi todos los artistas quieran en estar en Spotify? La respuesta es sencilla: porque han monopolizado la distribución de música en internet a base de comprar masivamente catálogos a las discográficas. Las discográficas, que estaban heridas de muerte ante el cambio del modelo de distribución (iTunes lo estaba petando), presionaban a sus artistas para poner el catálogo en Spotify. Eso proporciona a la discográfica unos ingresos fijos por no hacer nada,básicamente. De esta forma Spotify empezó a crecer, a acumular usuarios, de manera que si no estabas allí, no estabas. Para los superventas, no era un gran problema: hace tiempo que su visión era recaudar en las giras y contemplaban los discos como un simple medio para poder hacer giras. Asi que perder un 50% o más de las ventas poniendo su catálogo en Spotify no les suponía un gran problema. Esto empujó a casi todo el mundo a echarse al monte, y ceder sus catálogos a Spotify.

Lo que se han conseguido con Spotify es que se vendan aún menos discos. El modelo de distribución de música de Apple es mucho más razonable: si quieres un disco, lo pagas. Si quieres una canción, la pagas. A precios más económicos que el formato físico, claro está. Al igual que Spotify, iTunes ofrece el valor añadido de la facilidad de uso y la disponibilidad: desde el ordenador o desde el movil, accedes facilmente. Pero Apple tiene una gran  desventaja: no te ofrece nada gratis.

Pero ya empezamos a ver como ciertos artistas se empiezan a marchar de Spotify. Pesos pesados como Mellatica suscriben que al poner el catálogo en Spotify, las ventas de discos se les desploman (lógico).

Los dueños de los derechos de los Beatles, muy juiciosamente, nuncan aceptaron estar en Spotify. Pink Floyd anunció que solo cedería los singles, y ahora la muy juiciosa Taylor Swift retira todo su catálogo.

Me cae bien Taylor Swift. Por no ser un mamarracha como Rhianna, la Cyrus, o toda esa troupé de guarrillas que hacen tecnopop cutre con actitudes pornográficas y encima se creen innovadoras. Pero aparte de eso, por valorarse personalmente, y por cuestionar el modelo de negocio de Spotify

Cabe destacar que en principio, Taylor solo se negó a que su ultimo disco, 1989 estuviera disponible. 

El último disco de la Swift

Pero los de Spotify se pusieron "flamencos", diciendo cosas como:
"Creemos que los fans deben poder escuchar la música donde y como quieran"
Vamos, como tirando la puyita de que ellos contribuyen a la difusión de la cultura y a la raza humana y no sé qué más. Taylor Swift hace muy bien en marcharse, y sobre todo me parece coherente por su decisión de retirar todo el catálogo, en lugar de echar cuentas fríamente y tomar una decisión basada exclusivamente en criterios económicos (como una retirada parcial o no ceder su nuevo album), que es lo que hacen muchos artistas. 

Seamos claros: Spotify hace negocio a costa de los demás. Lo que aporta Spotify es la plataforma, y eso es barato. Lo puede hacer mucha gente. Sin embargo, está claro que los beneficios los obtiene por los artistas. Es el típico caso del intermediario gorrón que se lucra a costa del productor, y que ha llegado a una situación de poder de forma fortuita. Han sido listos, claros. Pero han pescado en rio revuelto. Por eso no creo en el libre mercado. Las oportunidades deben colectivizarse de alguna manera, no me vale que llegue un "listo" (listo en el peor sentido de la palabra) y se lucre a raíz de una contingencia. Incluso aunque la gente abandone Spotify, el daño ya está hecho. Al menos iTunes contribuye a aumentar las ventas del artista. En ese sentido, Apple fueron "listos", pero en el mejor sentido de la palabra. (Y que conste que no soy fan de Apple ni utilizo productos Apple, aunque si tengo cuenta en iTunes). 

Hay quien hargumenta que no estar en Spotify fomenta la piratería. Evidentemente sí. Pero también fomenta la venta de discos. Y al menos, si te piratean, ningún tercero se lucra con tu trabajo (emule y otras plataformas P2P no generan  beneficios para nadie, salvo para los usuarios que se bajan contenidos por la cara).

Respecto a Taylor, al final, ¿de qué te sirve ser joven, guapa, rica y famosa, si tienes que tragar con todo por miedo a perder tu estatus? Bueno, te puede servir para llevar una vista de lujo decadente y matarte bebiendo, drogandote, y relacionandote con matones como hace Lindsay Lohan

Taylor Swift
"En mi opinión, la música no debería ser gratuita y mi predicción es que algún día los artistas y sus disqueras serán quienes decidan el precio de los discos. Espero que no se subestimen a sí mismos y a su arte"
Con un par, Taylor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, proceda a desvariar. Su opinión nos interesa!